El colegial | EDUCACIÓN COLABORATIVA
17819
post-template-default,single,single-post,postid-17819,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

EDUCACIÓN COLABORATIVA

RSS
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
http://elcolegial.es/educacion-colaborativa/

APRENDEMOS Y CUIDAMOS EL MEDIO AMBIENTE. 1º®


 

Durante todo este curso en Primero B hemos realizado exposiciones orales sobre temas elegidos por los niños y niñas de la clase: El ciclo del agua, las golondrinas, las ballenas, el desierto, las mariposas, las luciérnagas… etc.
Les dábamos a los alumnos/as una serie de pautas a seguir y ellos en casa, ayudados por sus padres, hacían el verdadero trabajo de investigar a través de internet, de enciclopedias o revistas.
Se les daba una cartulina y en ella plasmaban rótulos, fotos, recortes, escritos, dibujos…etc.
Los martes y, a veces los viernes, era el día dedicado a la exposición. Siempre a primera hora de la mañana para no entorpecer mucho el ritmo diario de los padres. Los dos, una vez que la clase estaba en silencio, procedían a la exposición o conferencia.
Los protagonistas principales siempre han sido los niños/as y los padres intervenían cuando se les olvidaba algo o para completar lo que decían. Antes de comenzar siempre justificaban por qué habían elegido ese tema y surgían cantidad de respuestas:
– “Porque me gustan las mariposas”.
– “Porque en mi casa todos los años hay un nido de golondrinas”.
– “Porque me gusta el mar y las ballenas”.
– “Porque en el río de Gor, que es el pueblo de mi madre cuando ella era pequeña, siempre había luciérnagas”.
– …
Una vez terminada la charla se les preguntaba: qué les había parecido trabajar junto con sus papás y mamás, cuánto habían tardado en hacer el trabajo, si la experiencia les había resultado gratificante a los dos… etc.

Seguidamente pasábamos al turno de preguntas. Muchos brazos levantados para interesarse por el tema. La mayoría de las veces eran contestadas por el niño/a y otras por sus padres.

Como conclusión, hay que decir que ha sido una experiencia muy enriquecedora para los alumnos/as y sus padres. Todos han participado con entusiasmo al ser una actividad que implicaba a la familia y a la escuela. La calidad de los trabajos ha sido bastante buena para sus edades en la mayoría de los casos, aunque como ya hemos dicho, este no era el objetivo principal de la actividad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En resumen, una experiencia ampliamente motivadora y gratificante que habrá que repetir el próximo curso. Aquí os dejamos un vídeo como un pequeño resumen de la actividad que hemos realizado.